Jorge Serrano Elías

Nace en 1945, terminada la Segunda Guerra Mundial y la dictadura de Jorge Ubico en Guatemala. Su padre fue protagonista en la historia de la primera parte del siglo pasado y él recibe la estafeta, para el protagonismo en la segunda parte, nadie podría relatar las determinantes efemérides del siglo XX en Guatemala, sin reconocer el protagonismo de los Serrano, padre e hijo.

Es un hombre fundamentalmente familiar, que lleva cinco pasiones en su vida, la política que la mama en el hogar, y que lo lleva hasta  a ocupar La Presidencia de la República de su País en 1991, después de una votación abrumadora, así mismo, presidió casi todas las instituciones u organismos en los que participó, tanto nacional como internacionalmente.

Su otra pasión ha sido la educación, obtiene tres títulos en la materia, uno en la enseñanza de la Física y las Matemáticas, una Maestría en Planeamiento de la Educación y un Doctorado e Educación. Catedrático Universitario, presidió los mas altos organismos para la Educación la Ciencia y la Cultura de la Organización de Estados Americanos (OEA), entre otras importantes instituciones educativas.
Escritor de ensayos, conferencista intencional, y autor de varios artículos sobre el tema.

Cuando habla de sus universidades, el manifiesta, mis almas mater si pasaron por mi, y me dejaron mucho, ama a su Universidad de San Carlos de Guatemala, a la Universidad de Stanford, en California, Estados Unios, y reconoce que el mayor impacto cultural de su vida, lo recibió en la Universidad de Suecia en 1964, cuando estudió allí.

Otra pasión ha sido la oratoria, ganó varios concursos a nivel escolar y universitario, y obtuvo el primer lugar en el famoso Concurso Internacional de Oratoria, del diario El Universal de Mexico, llevado a cabo en Panamá en 1967.

Es Ingeniero, siempre elogia su carrera, disfruta de los retos que ella le presenta cada día, ella  es la que la que me “hace pensar” dice , y sobre todo “la que me ha dado de comer”, pues en combinación con el espíritu libanés heredado de su Madre, se ha dedicado toda su vida también a una carrera empresarial, dedicada al  desarrollo de bienes raíces, tanto en Guatemala como en Panamá.

Al lado de este académico, empresario  y apasionado político, encontramos un  cristiano conocedor de la Biblia, nos cuenta su esposa, que desde 1974, es decir casi cuarenta años atrás, todos los martes en la noche, dirige un grupo de oración en su casa, en el que él personalmente enseña a toda su familia, siendo siempre bienvenidos, pastores, amigos o los hermanos que quieran participar. Esta actividad nunca la ha interrumpido, ni en la normalidad, ni en la adversidad, ni en la casa presidencial,  ni en el exilio. El siempre dice “el Señor es mi fortaleza, y su palabra mi consuelo”.

En su vida, ha recibido todo tipo de homenajes, Doctor Honoris Causa, Regent University, Profesor Emérito, Universidad de Zacatecas, Mexico, Medalla de Honor al Merito Académico;, Universidad Santa María, Rio Grande du Sur, Brazil y mas de diez condecoraciones de Estado.

Recibió el Premio de los Derechos Humanos de la Bnai Brith Internactional,  y La Plomada de Oro de la UPADI, máxima condecoración que otorga la Unión Panamericana de Ingenieros.

Curiosamente, al mismo tempo, era vicepresidente de la Internacional Democratic Union, IDU, agrupación de partidos políticos de centro y conservadores, y Vicepresidente de la Organización de los  No Alineados, en Naciones Unidas.